dimecres, 5 d’agost de 2015

MIMS 2015. Objetivo cumplido.

MI SUEÑO AMERICANO.

El pasado 1 de Agosto, tuve el honor de participar en  la Manhattan Island Marathon Swim 2015, la vuelta a la Isla de Manhattan a nado.

Se trata de una de las tres pruebas más prestigiosas del mundo. Forma parte de lo que se denomina la Triple Corona, juntamente con las travesías del Canal de la Mancha (de Inglaterra a Francia)  y el Canal de Santa Catalina (California, EEUU), el  máximo logro  para cualquier nadador de larga distancia.
La participación en la MIMS2015 es por invitación de la organización según el currículum deportivo de cada aspirante.

La travesía tuvo su inicio  en el extremo sur de Manhattan, en  Wall Street. Desde aquí  los 50 Km de recorrido  en sentido antihorario circulan por  los tres ríos que rodean Manhattan y sus principales atractivos, esto último  hace de esta travesía de las más espectaculares que haya vivido.
¿PERO...COMO FUE?

La primera parte de la travesía se desarrolla por  el East River.  En este tramo, la corriente  fue favorable,  facilitó el avance y poder disfrutar de  elementos arquitectónicos  emblemáticos. Pasé de espalda por el Puente de Brooklyn, a lo lejos me dio tiempo de ver el Empire State Building,  paré un momento para ver el edificio de Naciones Unidas. Me sentí  pequeño.
 

La  segunda  parte del recorrido coincidía con el inicio del tramo de Harlem River:  Hell Gate. Este es el punto que a priori presentaba la mayor dificutad, pues la confluencia de corrientes había hecho que en otras  ediciones este  fuera el tramo  selectivo para finalizar o no la prueba. El paso por Hell Gate presentó menores dificultades de las previstas, pero  el largo y monótono  recorrido por el Rio de Harlem hizo que me agobiara muchísimo y además como tiendo siempre a desviarme, estuve a nada de chocarme varias veces con las paredes del canal. En ese momento, para que nos vamos a engañar, estaba jodido!.
 

Al empezar Hudson River,  distaban veinte quilómetros para la finalización de la travesía. Aluciné. El avance era practicamente imposible por las fuertes ráfagas de viento en contra  que lo imposibilitaban, condiciones totalmente imprevistas a priori. Posteriormente me comentaron que la organización se planteó cancelar la travesía. El Puente de George Washington me recordó al de Rande... no llegaba nunca. Ya había vivido eso, así que nadé... nadé recordando mi experiencia en la Batalla de Rande en 2012. También había vivido un estado del mar muy duro en el primer intento del Canal de Menorca en 2013, seguí nadando recordando aquel día. Los brazos funcionaban, era una cuestión mental. Me marqué pequeños objetivos, seguir nadando durante 30 minutos más y pasados estos treinta otros treinta. Concentrado en lograr mis pequeños objetivos divisé a lo lejos los rascacielos de Wall Street. A continuación pasé por "Pier 86", el "Intrepid", un portaaviones que habiamos visitado el primer dia de nuestra estancia en NY. En aquel instante fue cuando fui consciente que el objetivo estaba al alcance de la mano.

Transcurridas unas tres horas de pésimas condiciones y tras  pasar por delante  del nuevo World Trade Center, finalicé la prueba en 8 horas y 4 minutos.


Después de este  año tan difícil para mi:  RETO CONSEGUIDO!, una "coronita" en el bolsillo. Muy, pero que muy satisfecho! Vale la pena salir de la "zona de confort".

Gracias a mi equipo: Vito Silleti ( el patrón). Lyn Goldsmith ( mi cayaquista), por no separarse ni un minuto. D.H. (el observador).  Jaime Sardiña   por prestarme su tiempo y Esther por aguantarme y estar siempre ahí.

Tras estos días en NY, una conclusión:

"... En ma terra del Vallès-tres turons fan una serra,-quatre pins un bosc espès,-cinc quarteres massa terra-  COM EL VALLES NO HI HA RES".
LOS DATOS:

-          La primera persona que rodeó la Isla de Manhattan a nado fue en 1915.

-          La primera MIMS tuvo lugar en 1982.

-          50 kms de distancia, más o menos.
 
-           Los organizadores, unos pesados ( ;-) )



Y ahora que ya se han apagado todos los focos, que he despertado de "mi sueño americano", empiezo a soñar con otras aventuras, esta vez  mucho más frias....y en el horizonte, un canal.... WORKING ON A DREAM.